Las Grassroots como el corazón de la democracia

grassroots


Según Tocqueville (1835) existían ciertos peligros en la tendencia a la democratización.

¿Qué hacer cuando gobierna la mayoría y se transforma en mayoría depotista?”

La centralización está enlazada a la tendencia hacia la democracia: cuando la igualdad va en ascenso, la centralización sigue su curso y el resultado es la centralización de los poderes. Al centralizar estos poderes, el poder se convierte en abrumador, tanto que el ciudadano ordinario comienza a sentirse impotente.

Esa combinación de gobierno central poderoso con una población apática es la receta para el desmantelamiento gradual de las libertades civiles.

La demagogía la define como el “hábito de los políticos en busca de poder para satisfacer a la población apelando a sus prejuicios, esperando ser electos o reelectos”.

En una monarquía si se quiere avanzar se debe halagar al soberano; en una sociedad democrática, el soberano es la gente, por lo tanto se recurre a los discursos engañosos impregnados de falsas esperanzas para “halagar” e incentivar a la población a votar.

La desventaja de la democratización, según Tocqueville es que el gobierno central se vuelve muy poderoso y deja marginados a los civiles.

No obstante, el mejor antídoto para contrarrestar el abrumador poder del estado central, de acuerdo a Tocqueville, son las grassroots.

Las grassroots se definen como “una forma de asociación, constituido por los miembros de una comunidad. Implica que la creación del movimiento y el apoyo del grupo es natural y espontáneo, destacando las diferencias con comunidades promovidas por las estructuras de poder” y se originaron en Estados Unidos.

Su función primordial era ejercer presión en las autoridades políticas locales amenazando con no votar por ellos si no se escuchaban sus demandas.

Para que se diera esa condición debía existir una completa libertad de asociación, un derecho en ensamble religiosamente respetado en Estados Unidos según la investigación de Tocqueville.

Estas grassroots políticas eran parte del corazón y el alma del sistema democrático y fungían como la mejor forma de combatir la apatía que usualmente acompañaba al proceso de centralización del poder.

A través de ellas se podía ejercer presión contra la política local y desarticular el poder hegemónico de un estado centralizado mediante la movilización de los ideales periféricos. De esta manera se contrarrestaba la fuerza central desde distintos puntos estratégicos.

Las políticas locales son el mejor antídoto contra el peligro de un desbalance de poder entre el centro y la periferia.”

Otra forma de poder compensatorio, además de las grassroots era la religión.

Las iglesias cristianas y las autoridades religiosas eran tomadas seriamente por los políticos y por sus votantes.

Eran los ministros del clero los que recordaban a los políticos las bases morales de la sociedad cuando un político olvidaba sus implicaciones éticas en sus decisiones. Por ello se consideraba de suma importancia que alguien les recordara el replantearse las respuestas en términos de los valores morales fundamentales en una sociedad.

Así, los políticos debían monitorizar las reacciones críticas de sus votantes, los periódicos, las iglesias y otros políticos en diferentes ramas sistemáticas. Entonces había la esperanza de una práctica democrática que no violentara las libertades individuales de los ciudadanos.

 

Los cuatro tipos de alienación: Marx

Karl Marx“No es la conciencia del hombre lo que determina su ser sino, por lo contrario, el ser social es lo que determina su conciencia.”


Karl Heinrich Marx (1818-1883) fue un pensador político, economista, filósofo y sociólogo, que junto con Friedrich Engels sentó las bases del socialismo y comunismo modernos. Los escritos más conocidos que publicó son El Manifiesto Comunista y El Capital.

Dedicó su vida a estudiar los problemas de los obreros, los campesinos y los cambios consecuencia de la Revolución Industrial.


Este día les comentaré acerca de uno de tantos temas que nos ha heredado Marx en su basto estudio de los fenómenos sociales: la alienación.

Para ello, mencionaré el ejemplo de Smith en La División del Trabajo.

En una fábrica de alfileres el empleado se encuentra realizando una única acción durante el resto de su jornada laboral. Este proceso se repite día a día hasta que transcurren los meses y los años y desarrolla, por consiguiente, una destreza particular en su labor.

En ese tenor, el empleado no conoce cuál es el producto final de su trabajo mientras reside en la fábrica. Aquí es cuando se comienza a sentir alienado del producto final al contribuir con una sola parte del total. Está dando como resultado un objeto que no reconoce como su propia creación.

De cierta forma entonces, todo el proceso productivo ha sido robado de él, y el obrero se convierte en un engrane más en la maquinaria.

Entonces no sólo el producto se alienó del empleado, sino todo el proceso laboral porque realiza su trabajo de forma mecánica y no se interesa en el significado de sus acciones; no está interesado en la función que cumple el producto para suplir las necesidades de quien lo compra, lo único que le interesa y le importa es el pago por su mano de obra.

El capitalismo fuerza a todos a definir su labor y trabajar en esta forma repetitiva, alienados del producto de su esfuerzo, el proceso laboral y también de sus colaboradores, convirtiéndose en extraños los unos con los otros.

Los empleados no sienten lealtad entre sí, o simpatía a la fábrica o a sus productos, no hay solidaridad, están completamente individualizados pese a que forman parte de una comuna.

En todo este proceso los seres humanos se están alienando más y más de si mismos.

Y ya que el trabajo “[…] posibilita el descubrimiento de los talentos que yacen en lo profundo del ser” (Marx, 1859), alienar a un hombre de su trabajo significa que se está alienando a sí mismo.

Así pues, descubrimos que existen cuatro tipos de alienación:

  1. Alienación del producto
  2. Alienación del proceso laboral
  3. Alienación de otros trabajadores
  4. Alienación de sí mismo

Es por eso que en el capitalismo, los humanos están siendo robados de todo lo que los distingue de los animales, de acuerdo a Marx, puesto que se les despoja del resultado de su esfuerzo, de la consciencia de su actuar (dentro de sus funciones laborales), de sus compañeros de trabajo y de sí mismos al imposibilitar el descubrimiento de sus talentos que lo convierten en la persona que es y que lo diferencia de los demás.

 

El proceso de la civilización: Elias

elias

“Una inmensa convulsión social y urgencia, elevada por una cuidadosa propaganda planeada, son necesarios para despertar y legitimizar en las grandes masas de personas los impulsos fuera de la ley, el placer en matar y la destrucción, que ha sido reprimida todos los días de la vida civilizada.”


Norbert Elias (1897-1990) fue el último gran sociólogo clásico, a pesar que vivió en los tiempos “modernos” de la Sociología, porque desarrolló su pensamiento teórico en la misma era que los sociólogos clásicos.

Sus libros más importantes son La Sociedad Cortesana y El Proceso de la Civilización, que se publicaron antes de la Segunda Guerra Mundial.

Por haberlos escrito en los años treinta se considera dentro del debate sociológico clásico como Marx, Durkheim y Weber, sin embargo, obtuvo la atención por sus obras hasta la década de los sesenta, por los tiempos de guerras y conflictos que sostuvo Europa en aquellos momentos.


Norbert Elias escribió sobre diversos temas, pero el que voy a comentar en esta ocasión es el proceso de la civilización.

Pero antes, conceptualicemos un poco. Para Elias, la palabra “civilización” tenía diferentes tonalidades entre las cuales destacaba que: en Historia, aludía al proceso de discernir entre dos clases de desarrollo humano, como los salvajes y los señores amos; en política se emplea con frecuencia a la manera en que se trata a los demás: “esta es la manera civilizada”, dando a entender que es una manera buena de proveer un trato hacia otros; y también tiene que ver con la superficialidad, la deshonestidad e hipocresía de guardar los sentimientos.

Pero para Elias, estos tonos juiciosos de conceptualizar al término “civilización” no era lo importante, sino la posibilidad de estudiar el proceso de forma empírica y observar cómo trabaja en la práctica.

Así fue como se dio a la tarea de observar libros sobre “etiquetas” que se utilizaban para educar o instruir a los niños acerca del comportamiento que debían mostrar cuando se encontraban en “buena” compañía.

Para Elias, esos libros decían mucho acerca de los estándares de conducta en determinadas situaciones y al comenzar a estudiar estos libros pero en distintos periodos de tiempo, observó tendencias que reconoció como “procesos”.

Para proseguir su trabajo estudió y comparó de forma sistemática los libros de etiquetas de las clases altas seculares en Francia, desde finales de la edad media hasta el fin del siglo XVIII. Su hallazgo concluyó en una tendencia, un movimiento en una sola dirección llamada “el proceso de la civilización”.

Elias con su obra quería mostrar que detrás de las apariencias se puede apreciar y discernir un proceso general en una sola dirección. Este proceso de civilización no fue planeado, más bien fue impremeditado y durante un largo periodo de tiempo fue incapaz de reconocerse.

¿Cuál es la intención de este proceso?

Ciertamente no fue la de incrementar el control sobre los impulsos e instintos o suprimir la espontaneidad de las emociones, como pareciera. En este proceso el control se vuelve más generalizado, estable y diferenciado; la gente aprende a administrar y organizar sus impulsos emocionales en una amplia variedad de situaciones.

El proceso de civilización obliga a la gente a diferenciar sus posibilidades de comportamiento y tomar las circunstancias sociales en cuenta con el propósito de hacer una estimación del tipo de gente que les rodea, y juzgar qué clase de comportamiento tomar en una situación particular. Esto conlleva a una constante monitorización reflexiva del contexto social en el que se halla el individuo.

Y todo esto al final les brindaba frutos -decía Elias-, ya que si se es bueno en ello, se recibían recompensas sociales, tales como beneficios o favores respecto a sus semejantes.

Así pues, este no es un proceso de suprimir impulsos, sino de organizar, racionalizar, usar, y a veces esconderlos, en una manera correspondiente al contexto social.

En este proceso la gente se entrena para ser mejores en su actuar, y al pasar las generaciones se vuelve parte de sus hábitos, llevan consigo un mecanismo de auto dirección que se convierte en un proceso automático a tal grado de no saber cuándo se hace o qué se hace.

Es aquí cuando la auto restricción suplementa las restricciones externas; los controles internos no reemplazan las restricciones sociales externas, sino que los controles externos obligan al individuo a incrementar el control sobre sí mismo.

Y la forma en que sabemos que estamos bajo ese control es la vergüenza. Cuando uno realiza algo fuera de las restricciones sociales e individuales, se avergüenza; cuando otro individuo actúa de forma vergonzosa lo sentimos como si nos diera algo de vergüenza por él o ella. Por esta razón la gente utiliza la privacidad, para evitar cualquier cosa que lleva a la vergüenza y la repugnancia.

 

¿Por qué ser diputado en México?

diputados dormidos

Si alguna vez te has preguntado el por qué hay tanta contienda a la diputación en México, la respuesta corta sería la misma de siempre: el dinero.

Analizando los datos que la transparencia en México permite, encontramos la respuesta detallada a través de los siguientes puntos clave:

  • Sueldo mensual
  • Apoyos económicos
  • Prestaciones

Comencemos con el primero, que es el más cuantioso.


Sueldo mensual

De acuerdo al portal de Diputados, el salario mensual se conoce como “dieta”, y equivale a $74,000. Si dividimos este salario entre los días que hay en un mes (con el día de descanso pagado), ganan por día un aproximado de $ 2,466. 

Esto es 33 veces superior al salario mínimo en México para el año 2016.

Recordemos que es el salario neto, sin sumar los apoyos y prestaciones.


Apoyos económicos

El apoyo económico se divide en dos cantidades, una denominada “asistencia legislativa” y la otra “atención ciudadana”. La primera se le designa así porque “Es el apoyo económico que reciben los Legisladores para el desempeño de las funciones legislativas”*; la segunda por su parte, “Es el apoyo económico que reciben los Legisladores para sus labores de gestoría que realizan en su carácter de representantes populares”.

El monto de la asistencia legislativa asciende a $ 45,786 mensuales, y el de la atención ciudadana es de $ 28,772.

La sumatoria de la dieta, más el monto de la asistencia legislativa y el de atención ciudadana daría un total de $ 144,588.

Nuevamente, dividiendo entre los días laborales del mes, supondríamos que un diputado gana $ 4,951.93 pesos diarios. Solo recordando que es la dieta, más los apoyos económicos.

A todo esto, cada diputado puede aspirar una vez dentro de la cámara, a un puesto adicional con una función específica dentro de dicha cámara. Esto le genera, por consiguiente, un apoyo económico extra de los cuales recalcaré los más elevados como el de secretario general percibiendo un sueldo base y compensación de $ 151, 444, y el de secretario de servicios y contralor interno con $ 131, 739.


Prestaciones

“Los Diputados reciben $2,780.00 al mes en vales de despensa y un cupón de alimentos de $170.00 por cada día de sesión, válido únicamente en los restaurantes de la Cámara.”

Además, tienen acceso a:

  • Seguro colectivo de vida (familiar directo).
  • Seguro de gastos médicos mayores.
  • Gastos funerarios hasta por un mes de dieta.
  • Apoyo para transporte.
  • Vales de despensa por $2780 mensuales.

No olvidemos que también existe el tan mencionado apoyo para viajes que todo diputado aprovecha siempre que puede. Según los datos de transparencia, que solo abarcan como fechas recientes del 2012 al 2014 (siendo que no hay datos de los viaje en curso o por haber aún), viajaron 133 veces de forma internacional, un total de 454 personas. A todo eso, no se especifica el motivo de dichos viajes, dando pie a la probablemente errada y subjetiva especulación.

En este punto no podríamos realizar una estimación precisa entre la suma final que considera la dieta, apoyos económicos y prestaciones porque éstas últimas no son exactas y tienden a variar sobretodo en los gastos de transporte.

Entendamos entonces, que son prestaciones que todo trabajador asalariado posee, pero que al igual que el salario, superan por mucho al del mexicano promedio.


 

Este nada despreciable salario varía en función del cargo que desempeñe el diputado en cuestión, lo que no varía, sin embargo, es que en cada legislatura existen 500 diputados, de los cuales en la LXIII legislatura (2015-2018), 242 pertenecen al PRI, 142 al PAN, 63 al PRD, 22 al PVEM, 14 al PT, 8 al PANAL, 6 al MC y 3 más sin clasificación, por motivos no especificados en el portal de gobierno.

 

Finalmente, hay que agregar el tiempo que laboran por este salario, que si bien es bastante generoso, debería implicar una jornada laboral acorde a la remuneración. Al igual que en la entrada titulada ¿Por qué ser senador en México?, donde se cuenta qué tanto trabajan y cuánto ganan los senadores, los diputados asisten a trabajar 195 días al año, reuniendo cerca de 700 horas de labor**, lo que para un mexicano promedio implicaría 88 días trabajando 8 horas diarias, o 70 días con la tan frecuente jornada de 10 horas diarias. Pero para el diputado, esas 700 horas divididas en los 195 días de “obligada” presencia en el congreso implican trabajar 3.6 horas por día, y si tomamos en cuenta que ganan $2466 diarios, se podría argumentar que ganan $ 685 por hora (dieta únicamente). Y si agregamos los apoyos económicos, ganarían en el año 2016 $ 1375.53 por hora.

Y para comparación con otros países, sobra decir que dentro de la OCDE, México es el segundo país con diputados mejores pagados, únicamente por detrás de Chile.


 

En conclusión, ser diputado implica gozar de un salario alto, con buenas prestaciones y pocas horas de trabajo. No obstante, hay que reconocer que la competencia para llegar a ser uno de ésta élite no es tan sencilla como parece, para muestra, hay que ver las elecciones locales y federales.

 

* Con todo y lo redundante que sea esa afirmación, proviene del portal oficial de la cámara de diputados en México.

** Forbes, (2015). "Diputados mexicanos: con los sueldos más indignantes en países OCDE"

Fuente: www.diputados.gob.mx

Los tres tipos ideales de autoridad: Weber

weber_q

“El medio decisivo para la política es la violencia”


Max Weber (1864-1920) fue filósofo, economista, politólogo y sociólogo alemán, uno de los fundador es de la Sociología moderna, y cuya obra maestra es Economía y Sociedad (1922), en la que sumó su empresa teórica completa, no obstante que se publicó de forma póstuma.

Weber comienza su libro con la definición de Sociología:

“En esta disciplina estudiamos la acción social.”

La acción es social porque es dirigida hacia otras personas.


En esta entrada del día de hoy, tocaré uno de tantos temas interesantes que nos brinda Weber en sus escritos: los tres tipos ideales de autoridad.

No obstante, hay que dejar claro qué es un tipo ideal:

Un tipo ideal no es un ideal en el sentido de que algo es admirable o algo a lo que se deba apuntar.

El tipo ideal no es la realidad, sino una simplificación de la misma, es algo que nosotros creamos en nuestro cuarto de estudio para comparar con algo más.

En términos sencillos un tipo ideal es una cosa simple de lo que creemos que debería ser algo y que existe sólo en nuestra mente, con el propósito de compararlo con un modelo que si existe y es real.

En cuanto al tema:

Decía Weber que cuando la persona B hace lo que le dice la persona A porque ésta última utiliza un arma, se está ejerciendo poder.

Cuando la persona B hace lo que dice la persona A porque considera que es lo correcto o lo mejor, y está de acuerdo, se ejerce autoridad.

Según Weber el poder brutal, con el tiempo, se transforma en autoridad legitimada.

Éstos tres tipos ideales de autoridad se denominan:

  • Autoridad carismática
  • Autoridad tradicional
  • Autoridad legal-racional

Examinemos uno a uno los tipos de autoridad.

Carismática

Es fundada de la creencia en la devoción extraordinaria, lo sagrado, los poderes heróicos o el ejemplar estilo de vida del líder. Éste religioso o líder político es percibido superior a los seres humanos ordinarios. Es alguien cuyas cualidades extraordinarias demandan nuestra obediencia. Ejemplos de este tipo de autoridad: el papa, presidentes, etc.

Tradicional

Las personas voluntariamente obedecen porque creen en lo sagrado de las tradiciones antiguas y en la legitimidad de aquellos llamados a gobernar por la tradición. Ejemplos actuales: los reyes europeos, los dictadores en países donde no existe libre expresión.

Legal-racional

El más moderno. Se refiere a aquellas personas capacitadas para ejercer autoridad sobre los demás, por ejemplo, los policías.


Pese a que estos tres tipos de autoridad están bien definidos y justificados, la realidad es que no existen estados puros de éstos, sino mezclas.

La autoridad legal-racional es la más actual, y a la vez la más creciente; no obstante, la autoridad carismática ha tenido sus regresos a ser una de las más extensas e influyentes pese a ser la más antigua, sobre todo en tiempos de crisis en los que el ser humano recurre a la religión y las tradiciones.

 

La religión en la antigüedad: Durkheim

totem1

¿Cuál es la religión más primitiva?

Existió en la antigüedad cierto set de creencias y prácticas dirigidos al fenómeno natural  caracterizado como naturismo; mientras, un segundo cuerpo de pensamientos religiosos y acciones se erigía como conducta apelativa a las cosas espirituales llamado animismo.


Anteriormente mencionaba en Las Formas Elementales de la Vida Religiosa el concepto de religión según Émile Durkheim, hoy toca ahondar sobre ese tema en virtud de que la religión actual tuvo su origen en las primeras formas religiosas, encontradas posiblemente en el continente australiano.

De acuerdo a Durkheim existieron tres teorías sobre la práctica religiosa en la antigüedad:

  • El animismo
  • El naturismo
  • El totemismo

Identifiquemos cada una de ellas por separado. Más información

Émile Durkheim: Las Formas Elementales de la Vida Religiosa

durkheim_emile.jpg

Émile Dukhiem (1858-1917) fue profesor en educación, fascinado en ciertas formas, por la religión, los grupos sociales y su formación, sus identidades y la conciencia moral. Fue hijo de un rabino, por lo cual se especula que en su educación religiosa encontró el gusto por el estudio de las funciones de la religión en sociedad.

Uno de sus principales papeles fue la institucionalización de la Sociología, disciplina practicada fuera de las universidades durante la década de los 50 y 60, por aristócratas, revolucionarios e ingenieros, pero aún distaba de ser vista desde el perfil del académico.

Después de que Durkheim muriera, en 1917, la Sociología se convirtió en una disciplina académica que estudiantes en todo el mundo occidental podían elegir para estudiar. Se podría decir que personas como yo, debemos algo de lo que somos (profesionalmente) a Durkheim.

En cuanto al tema de la entrada de este día, Durkheim presentó un estudio de los diversos orígenes de las creencias religiosas.

Investigó sociedades aborígenes australianas que se suponía formaban parte de una de las religiones más antiguas del mundo. Esto lo hizo para probar que la religión de tótems o totemista, como le llamaba él, debió ser una de las primeras manifestaciones religiosas en las sociedades humanas.

Como principio fundamental de esta investigación, dijo que incluso si los creyentes de esta religión hablaban de una experiencia aparentemente irracional, no se debía dudar de su honestidad. La experiencia que contaban era una profunda realidad para ellos. Esto mismo se puede aplicar a las religiones actuales. Más información

Tocqueville y la democratización

alexis_de_tocqueville

“Democracia y socialismo no tienen nada en común salvo una palabra, igualdad. Pero noten la diferencia: mientras la democracia busca igualdad en la libertad, el socialismo busca igualdad en restricción y servidumbre”

 

Alexis de Tocqueville (1805-1859) fue un pensador político francés, considerado dentro del círculo de sociólogos clásicos.

En ciencias políticas Tocqueville habló sobre democracia y las instituciones políticas de su época. En la historia es aclamado por el libro acerca de las condiciones que llevaron a la Revolución Francesa de 1789.

Según Raymond Aron (1967), con Main Currents of Sociological Thoughts, Tocqueville debía ser un importante precursor del pensamiento sociológico moderno, por lo tanto uno de los clásicos. Ese apartado que Raymond empleó para hablar de Tocqueville fue tan convincente como para colocarlo entre Comte, Marx, Weber y Durkheim.

Tocqueville tenía una condición única que lo separaba de los demás sociólogos clásicos, y era que descendía de una familia aristocrática, por lo tanto, sabía como funcionaba el poder desde adentro.

El punto de su vida que marca su carrera como político fue el viaje que realizó a Estados Unidos para estudiar el sistema penitenciario y descubrir si había aspectos en el tratamiento de criminales que pudieran adoptarse en Francia.

A su regreso publicó On Democratie en Amerique con su primer volumen (de dos) en 1835. El segundo tomo aparece en 1840, un año después de que se convirtiera en miembro del parlamento francés.

El libro nos habla acerca del proceso de democratización, que diera lugar a un adelanto, según Tocqueville, de lo que sería el futuro político francés. Para él, aunque existía libertad en Francia, sentía que no habían alcanzado la igualdad que tenía Estados Unidos. Más información

Religión y conocimiento científico: Auguste Comte

comte_religion

“La religión es una ilusión de la niñez, superada en virtud de una educación apropiada”


Según Marx la historia humana avanza por la necesidad de producir bienes que satisfagan los requerimientos humanos.

Para Comte, avanzaba por las transformaciones en el reino de las ideas humanas.

Por ello, en la formación de todo cientista social, se coteja que Comte defendía el pensamiento idealista y Marx el materialista, actitudes que aparentemente se contraponían, pese a que no eran posturas concretamente opuestas.

¿Qué nos puede enseñar Comte sobre el pensamiento científico y la religión en el reino de las ideas humanas?

  1. Las consecuencias sociológicas de la secularización: Aún existe una tensa relación entre el conocimiento religioso y el científico.
  2. Cómo el conocimiento científico ha emergido del pre existente conocimiento religioso.
  3. Cómo las ciencias se relacionan entre sí: El construir una visión que integre todos los distintos descubrimientos científicos.

Más información

La división del trabajo: Adam Smith

division_trabajo

Anteriormente mencionaba que el florecimiento de una sociedad no se debía a la benevolencia de los individuos, sino al interés propio. Pero en el desarrollo de la economía europea, Adam Smith ostentaba un particular punto de vista que el día de hoy comentaré.

An Inquiry into the Nature and the Causes of the Wealth of Nations (1776) de Smith nos planteaba la siguiente pregunta: ¿Por qué Inglaterra se había vuelto un país tan rico?

De acuerdo a Smith, la división del trabajo era la causa del espectacular incremento de la productividad económica.

El mejoramiento en los poderes productivos del trabajo, y en gran parte por la habilidad, la destreza, y el juicio con el cual es dirigida o aplicada hacia cualquier punto, parecen haber sido los aspectos de la división del trabajo.”

Más información